Plaza de El Calvario

Una de las más pequeñas pero no por ello menos emblemática. La Plaza de El Calvario fue y sigue siendo lugar de paso obligatorio de viajeros y hoy en día, tras una remodelación, luce con luz propia.

¿Sabías que antes de que existieran las carreteras, por aquí entraban y salían personas, animales y mercancías desde y hacia San Miguel, Vilaflor y La Orotava? Para santificar un lugar tan importante, se construyó un humilde calvario, que fue renovado en 1882 con limosnas de vecinos y transeúntes. Desde entonces luce con el aspecto que puedes contemplar hoy.

Los vendedores de pescado traían sus productos desde la costa. La leña se bajaba de los montes de la cumbre.

La Plaza de El Calvario fue restaurada por el pueblo de Granadilla, el día 2 de mayo de 2007, siendo alcalde de esta villa D. Francisco Jaime González Cejas.


FACEBOOK