Plaza de Santa Lucía

Otro lugar emblemático del casco histórico de Granadilla es la Plaza de Santa Lucía. Cuentas “el agua en Santa Lucía: principal sustento de las familias del pueblo”.

En esta zona, conocida como Santa Lucía, ha pasado a la historia como el lugar elegido por el fundador de Granadilla, Gonzalo González, para la construcción de las primeras casas y ermita. Ésta en particular fue erigida durante la segunda mitad del S. XVI y fue elegida por el fundador como “lugar de descanso”, voluntad que figuraba en su testamento.

Fíjese a su alrededor, e magine qué cosas se considerarían imprescindibles en una época en la que no había carreteras y en las que las comunicaciones viajaban lentamente. ¿Qué buscarían en el entorno? ¿Agua? ¿Refugio? ¿Zonas boscosas para obtener leña? Los altos del casco de Granadilla se convirtieron en una despensa de productos que ofrecieron todo esto y mucho más a los habitantes que forjaron los orígenes de este pueblo.

Antiguamente, hace más de 60 años se encontraba en el solar que ocupa el estanque cercano a la plaza, los antiguos lavaderos de Granadilla.

En esta plaza se encuentra también la ermita que lleva su nombre. Esta fue construida en el siglo XVIII y en la misma se puede encontrar, portón de entrada rematado por arco de medio punto.


FACEBOOK